CARRERA

AUSTRALIA

FORMULA 1 2018 ROLEX AUSTRALIAN GRAND PRIX

CRÓNICA


LA OBERTURA

ALEGRÍA EN COLORADO

Vettel gana y sorprende

Maravillosa estrategia en el PitWall de Ferrari; ponen la carnada
y Mercedes, pica. La primera victoria del año para Sebastian. Hamilton,
no acaba de entender cómo es

renco press. Melbourne. 25 de marzo de 2018. Ingrid Sánchez-López. El antecedente inmediato había sido una obra de arte que plasmó Lewis Hamilton en el trazado del Parque Alberto, ayer. Se había hecho propietario de la PP con un giro de antología. Todo hacía pensar que hoy, iba a quitarle el caramelo a un niño durante el GP inaugural de la campaña.

Y así se confirmó luego de la largada, porque se marchó como flecha, dejando a sus rivales con un palmo de narices. No contaba con la astucia del murete italiano.

En una jugada de pizarrón, para servirse de la fuerza del par de sus rivales: Iñaki Rueda, el estratega español de Sebastian Vettel le puso “el cuatro”. Uno de los pilotos de Ferrari iría a Pits, mientras que el otro que seguiría en circulación. A la altura del giro 18 llamó a Kimi Raikkonen que iba de segundo, persiguiendo a Lewis. El británico había agarrado el curricán y enseguida, fue a hacer el recambio. Cogió el liderato el de Alemania y de ahí en delante, el guión cambió. 

Muy aguzado Rueda, apuró a Vettel a salir a los talleres en el giro 26, mientras ondeaban las banderas amarillas del VirtualSafetyCar debido a una bronca por la que pasaba Romain Grosjean con su Haas, quien calaba por una rueda mal amarrada.

El paso lento al que venían los lebreles sobre la pista, permitió que el Ferrari número 5 saliera a la batalla antes de la llegada del Mercedes número 44.

La fortuna había apuntado a favor de los de Maranello. El resto iba a ser, contener los embates de Lewis y quedarse con el triunfo. Que sabe a gloria.

El inglés le había dicho a Sebastian ayer, que trabajaba para quitarle la sonrisa de la cara. Y quien acabó riendo al último, lo hizo con toda la alegría del mundo. La obra estaba concluida.

Pero no es casi nada; sólo un principio sobre el cual se debe de machacar. 

LO QUE VIENE
Nada de tirarse a la hamaca. La inferioridad de Ferrari es clara, aunque sea poca. Ni se diga los sábados en las Qualys. Si bien, en el paso en la carrera andan más parejos, la mayor fiabilidad –teórica– de los de Stuttgart y un poco más de caballaje: pueden inclinar la balanza, otra vez, a favor de los de La Estrella de Tres Picos, en cuanto más avance la campaña.

Las fallas ajenas y las coincidencias felices, como las de esta tarde, deben de secundarse en domingos sin fallos mecánicos y sin errores infantiles, cuales los de Vettel en el año previo.

Según los directores de Mercedes, muy rápido corregirán el equívoco. Pero, palo dado ni dios lo quita.

Si se le van rasguñando puntos a los campeones, se los puede derrotar. La prueba evidente la puso Nico Rosberg en 2016. 

La dicha de los ferraristas se redondeó con el tercer lugar que pudo conseguir Kimi. Amanecen este lunes como punteros en el Standing. 

A Red Bull, no se le debe de soslayar; esta vez, han salido con un cuarto lugar gracias a Daniel Ricciardo que estuvo encima de Raikkonen gran parte de la prueba. Es cierto que Max Verstappen tuvo una mala tarde y apenas pudo ser el sexto al arribar a la meta; pero él es prodigioso, y en cualquier abrir o cerrar de ojos, cambia la onza de oro. 

Ha sido un día jubiloso para McLaren con los dos coches en los puntos. Y ni qué decir de Fernando Alonso que consigue quedarse con el quinto puesto dejando ver que tiene todavía mucha cuerda.

Los motores de Renault trabajaron muy bien porque sirvieron a todos sus equipos para la cosecha: De los pilotos de su escudería: Nico Hulkenberg lo hizo por nota, y llegó el séptimo; mientras que Carlos Sainz ha sido décimo; poco después de Stoffel Vandoorne, el compañero del bicampeón asturiano.

Sergio Pérez y Esteban Ocon con sus Force India, en color de rosa, venían detrás: 11º y 12º. Charles Leclerc quien debutaba en el Alfa Romeo-Sauber fue el 13º; por delante de Lance Stroll de Williams y, Brendon Hartley de Toro Rosso.

No terminaron: Sergey Sirotkin (Williams); Marcus Ericsson (Sauber); Pierre Gasly (Toro Rosso); Kevin Magnussen (Haas) y, el dichoso Grosjean.

El domingo ocho de abril, seguirá la reyerta en Sakhir y desde ahí le traeremos todos los pormenores.

¡Haya paz!.

 

¡A Mil Por Hora! 

Info Carrera

Info Todo El Fin De Semana

SUBIR