ARMAS PARA LA GUERRA

La verdad se comenzará a ventilar el viernes 23 de marzo sobre el pavimento del Parque Alberto de Melbourne. Un día después, con las Qualys, ya se podrá ver cuáles coches son los más rápidos a una sola vuelta. Y entonces, el domingo después del Gran Premio: comenzará a saberse -de verdad- quiénes tienen el mejor armamento para las luchas que siguen. Es un enfrentamiento mundial que se formará de 21 batallas.

Lo que no significa que en la primera justa no pueda ocurrir una sorpresa grande. Tal vez gane Red Bull o lleguen a una buena recogida de puntos Haas o Toro Rosso. En este curso, no se podrá dar por descontado que Renault o McLaren no vayan a subir a alguno de los podios, si las condiciones así lo posibilitan.

Lo que se pretende con este número especial que se publica antes de empezar la campaña de 2018 es, que nuestros lectores tengan reunida toda la colección de la info con lo ocurrido en la pretemporada de invierno, en un solo bLinker de TOP F

 

¡A Mil Por Hora!

LO DE VIJAY -Force India-

(0 puntos sobre 10)

Hay algo que el equipo Force India parece saber cómo se hace lo mejor posible y es: que aún con el dueño ausente de las pistas, pueden ir salvando los escollos. Su debilidad crónica resulta acusada por la incertidumbre financiera. Supervive con un presupuesto menor, hasta con un 70%, si se lo compara con el de las escuderías más pudientes. Todo tiene un límite y parece que llegó. Empezarán un año cosechando pocas unidades porque el desarrollo del nuevo coche va atrasado.

Otras organizaciones se rearman, gastan más y parece que van encontrando la manera de atacar certeramente a la escuadra de Vijay Mallya. Está en serio peligro el cuarto lugar que han conseguido en 2016 y 2017.

Todo apunta a que su hábil ingeniero Andrew Green llegó al tope, y es ya impensable que pueda hacer más actos de magia. Además de cambiar de nombre, deben de buscar un nuevo socio que aporte suficiente capital para seguir siendo competitivos, o vender; están en una posición muy buena para no tener que malbaratar lo conseguido hasta ahora. 

 

¡A Mil Por Hora!

SUBIR