TOP F / ¡A Mil Por Hora!

CRÓNICA

DOMINGO 29 DE OCTUBRE

​​​​​​​Por segunda vez en el año
UN TRIUNFO DE MAX

Bottas y Raikkonen al podio

Caso aparte la supremacía anual del campeón
y lo que será del vice-campeonato. Hoy, el triunfo total ha sido de Verstappen mediante hermosa carrera

renco press. Ciudad de México. 29 de octubre de 2017. Mario Tixce. Se trataba de un Grand Prix con grandes expectativas porque iba a significar la lucha titánica, frente a frente, con los dos únicos pilotos que han hecho punta en el torneo. Es cierto, que la enorme brecha en los puntos de la tabla de posiciones; con la ventaja de 66 unidades a favor de Lewis Hamilton de Mercedes, contra Sebastian Vettel de Ferrari podría ser determinante.

Lo menos deseado por la afición era que el inglés, optara por una estrategia conservadora; ya que, inclusive si ganara las tres pruebas del final del campeonato Vettel, Lewis podría ser monarca con las cosechas obtenidas por sí mismo.

Se cruzaban los dedos para que hubiera hubiera suerte y Hamilton saliera como es su genio: a darlo todo. Suponiendo que, lo único que no estaría en los planes del alemán, era dejarlo ganar y menos, perder él.

Para ser francos, el resto de los contendientes estaban detrás, apenas, como si se tratara del corifeo del teatro griego. Había pues, que concentrarse en los solistas, porque se sabe que son una maravilla dando los recitales cada uno a su manera.

La suerte metió su cuchara y muy pronto el gozo se fue al pozo. No acababan de arrancar cuando, se le escapaba al de Ferrari, Max Verstappen –quien largaba desde la primera fila, al lado de SV– en ese zigzag desmesurado, a todo trapo. Hamilton vio su oportunidad –él, largó el tercero– y quiso pasar también al alemán, por fuera.

Tal vez forzando un poco más de lo debido la trayectoria, ante la presión, Sebastian tocó con la punta de su coche, el tren trasero del de Mercedes y el resultado no pudo ser más nefasto. Los dos del duelo al que estaban citados: tuvieron que dejar la pista para sufrir las reparaciones en Pits. Uno sin nariz y otro con la cola mocha. Eso sí, con los dos carros disminuidos. No se debe soslayar que Vettel hizo muy pobre largada, mientras que Max, la cocinó como Chef de muchas Estrellas Michelin.

Los de la voz cantante, se fueron a colocar hasta el final de los veinte corredores y, sin los bólidos capaces como para acometer otra cosa, que remontar poco a poco. Aquí y con esto, se termina la prueba soñada y empieza la que se vio en realidad.

FABULOSO EL CHAMACO  
Max Verstappen con su Red Bull era el tercer hombre en cuestión, ya que por muy poco estuvo para quedarse con la PolePosition ayer. Además de lucirse de lo lindo en las prácticas libres. El holandés, que tan mala suerte tuvo en la primera mitad de la campaña, ha visto como las situaciones se le recompusieron; también es cierto, que está más metido a la horma.

Ya había  ganado en Malasia al empezar este mes, por primera vez en la campaña  y ahora: sin pasar grandes dificultades gana la carrera mexicana y liderando de punta a punta (algo que nunca ha estado en su historial) y ya después de él, llegan a cruzar la meta: Valtteri Bottas de Mercedes y Kimi Raikkonen con el otro coche rojo de Italia; para ornamentar un podio nunca visto: uno de Holanda y dos de Finlandia.

De paso, causando otras repercusiones. Por países, México había estado inscrito en la historia con sólo dos victorias gracias a don Pedro Rodríguez (en Sudáfrica y en Bélgica) bien. Hasta antes de esta carrera, se encontraba empatado el país de los terremotos, con Holanda, la tierra de los tulipanes (por las dos victorias previas de Max, en España en 2016 y la malaya que se mencionó). Para el caso, ahora Holanda ya está entre los 19 países con más triunfos en GP de sus pilotos; en cuanto que México se queda como estaba. Vestido y alborotado.

El dominio de Max ha sido tan evidente que, Bottas llegó a la meta casi 20 segundos después que él, y Kimi, todavía medio minuto más tarde. Con el mejor Red Bull que se ha visto hasta hoy, y con la unidad de potencia muy entonada con la altura y con el aire sucio de la Ciudad de México, en una manera y un modo que ni siquiera el equipo amarillo, del rombo, disfrutó: los de las aguas con energía lo consiguen.  

Fue una pena que abortara tan rápido en la justa Daniel Ricciardo compañero de MV, porque ese era otro atractivo que pudo haberse gozado y no ocurrió, ya que el de Australia se había borrado apenas en el quinto giro con el turbo que no soplaba bien.

El cuarto ha sido el malhadado Vettel, cuya gracia fue que remontó pero no le alcanzó. Aún así, queda anotado como el dueño de la PP; de la vuelta más rápida en la carrera y de haber alcanzado la aceleración Top al pasar por el ojo electrónico de la SpeedTrap.

EQUIPOS DE SEGUNDA FUERZA
La forma en que se descolgaron las verdades fue excelente para Force India, para Williams, para Haas y hasta para McLaren.

Porque Esteban Ocon le sacó mucho partido a la visita en México volviendo a lograr un quinto lugar como ya lo hizo antes en Barcelona. De nuevo supera a su colega, en las Qualys y en la carrera; se le acerca en los puntos y sigue en su magnifica racha de “oconsistencia”. Desde algún punto de vista, EO sale feliz de este Autódromo Hermanos Rodríguez. Nunca antes, otro piloto francés había ligado una recha anotando tan seguido, incluso, contando a Alain Prost. El público mexicano que es palurdo, puede que lo rechace (por idiotez, sin duda) pero el aficionado de verdad, lo reconoce: se trata de un joven con gran talento.

Su compañero y –en teoría-–maestro, Sergio Pérez termina la carrera, colabora con la doble cosecha del equipo. Y con su séptimo lugar: cristaliza la mejor llegada en una carrera en casa. Pedro Rodríguez llegó el sexto en 1970. Pero eran otros días y otro tipo de dificultades. No se pueden comparar, PR fue un señorón.

Entre los dos de Force India, se entreveró Lance Stroll. Feliz. Cumplió años y facturó mejor resultado que su mayor, en Williams. Felipe Massa apenas llegó en 11º lugar. Peligra su re-contratación. 

Kevin Magnussen saca cuatro puntos de oro para Haas, que se vuelve a acercar con peligro a Renault. Los amarillos, no calcularon bien la altitud y marcan un doble abandono.

Fernando Alonso libró muy buenos manos-a-mano con Vettel, pero en especial contra Hamilton y también, enfrentando a Magnussen. Mal. Pero bien. Tuvo el mejor McLaren de los recientes meses. Qué paradoja, pero el impulsor de Honda empieza a carburar razonablemente. 

LOS OTROS
Brendon Harley dejó las cosas con 32 Laps, porque se rompió la unidad de potencia de su Toro Rosso. Sale el “coche de seguridad virtual” y le da el viraje a la carrera de algunos.

Nico Hulkenberg de Renault y Marcus Ericsson de Sauber, también cerraron su labor antes de tiempo. Mucho después (Lap 59) lo hizo Carlos Sainz con el otro Renault.

REMONTADA SIN FRUTOS
Un poco de imaginación daba para suponer que el arroz estaba bien cocido. Faltaban las patadas del ahogado. Sebastian Vettel intentó ir recuperando posiciones, pero lo hacía con tal tibieza que ya se sabía que ni siquiera le iba a tocar esta vez volver a su colega de equipo que le dejara el lugar. Hamilton intentaba, como mínimo, terminar en quinta plaza para asegurarse el título. Su Mercedes era una caricatura de aquel con el que escribe sus páginas doradas.

No se necesitó. Se decantaron las cosas como por encanto. Fue a tal grado la deficiencia que el monarca de 2017 terminó siendo “lapeado” o doblado por los que encabezaban la danza de la jauría. Igual le había pasado a James Hunt en el GP de Japón de 1976.

El cuento se volvió a contar.

Ya conversaremos de las otras dos carreras que faltan.

Y esté atento –por favor– porque el fin de semana que viene “subiremos” una memoria espectacular del GP de México de 2017.

Bien vale, ver los hechos que echamos en TOP F.

¡A Mil Por Hora!

MÉXICO GRAND PRIX

Best Of Team Radio

¡A Mil Por Hora!

MÁS INFORMACIÓN

CARRERA MÉXICO GP 2017

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL FIN DE SEMANA DEL GRAND PRIX DE MÉXICO 2017

SUBIR