Este año la ceremonia de entrega de Premios de la FIA ha sido en Versalles, Francia. En el magnífico Palacio de Versalles; desde el año 2011 la entrega de Premios de la FIA se ha organizado en lugares maravillosos. Empezando por el último: Mónaco, Nueva Delhi, Estambul, Doha y Viena. Sin duda ‘El Palacio de Versalles’ fue uno de los marcos más espectaculares, a la altura del magnífico evento.
Arrancaba la última carrera del Mundial de Fórmula 1 surcando el cielo con los colores de la bandera nacional, Emiratos Árabes Unidos.       Aunque este año no contábamos con la emoción del año pasado “GP Abu Dhabi 2016”. Fotografñia: Lukas Gorys.   ¡Qué se lo digan a Nico Rosberg y a su esposa Vivian Sibold! También el Jefe de Comunicación
Pensábamos que íbamos a vivir un Déjà Vu con la segunda despedida del piloto brasileño de Williams, Felippe Massa. El año pasado Massa decidió abandonar la Fórmula 1, y lo hizo en el mismo sitio, el mismo mes y a la misma hora… 👉 GP Brasil 2016  Pero no ha sido así, el año pasado Felipe tuvo que abandonar. En Interlagos llovía mientras Massa lloraba; el piloto no pudo

44, la magia de Hamilton.

Un año más Méjico nos sorprendía con un Gran Premio mágico. Lewis Hamiltonconsigue proclamarse Campeón Mundial de Fórmula 1 con su inseparable 44.   Y lo hace en la semana 44 del año, aunque a todos nos habría gustado prolongar un poco más la emoción, en Abu Dhabi habría sido ¡Genial! Pero esta es la magia de la Fórmula 1, a veces el destino y la cabalística, son caprichosos.
  Nada presagiaba en la noche de Marina Bay, que después de ganar Sebastian Vettel la poleposition, una mala salida dejara a la escudería Ferrari fuera de juego. Max Verstappen también pagó las consecuencias, esta vez “sin comerlo ni beberlo”😖 Así que Max vuelve a estar castigado a ver los toros desde la barrera. 👀💨   Y como ya nos tiene acostumbrados su compañero Daniel Ricciardo, consiguió el 2ºpuesto en
Twitter @F1.   Lewis Hamilton ganó la carrera en el circuito Gilles Villeneuve por tercer año consecutivo (2015-2016-2017).   Twitter @F1     Lewis se subió al podio, miró al cielo, como hace siempre, y se santiguó:  En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Fue un domingo de carreras, muy especial,